• English
  • Español
  • Portuguese
  • Français
  • .
  • .
  • .
  • .
  • .

¿Dónde merendar?

Por Verónica Lampón, autora del blog Vamos a pasear?
Colaboración especial para Violeta Deyapa

La palabra Merienda proviene del latín merere que significa “merecer”.
El término se popularizó en el lenguaje militar, ya que era la colación que se entregaba a los soldados, o bien al medio día o bien a la tarde.
En Argentina la merienda tiene un rol muy importante, ya que se cena no antes de las 9 de la noche, similar a la costumbre española.
Si el almuerzo es a las 1230/13 hrs llegar a la cena sería tarea de mártires.
La tradicional merienda en Buenos Aires es el café con leche con tostadas, manteca y dulce de leche. Sin embargo y por suerte hace unos años la merienda se puso de moda, y han abierto lugares especializados donde los porteños disfrutan de recetas tradicionales, o algunas dulzuras innovadoras.
Si estás en Buenos Aires con una tarde libre, no podés dejar de conocer alguno de estos lugares. Acá una lista de nuestros favoritos.

Las Violetas
Rivadavia 3899, Almagro
El tradicional Café Notable en el Barrio de Almagro fue inaugurado en 1884 y es uno de los bares más lindos de la ciudad. Para merendar, los fines de semana, hay que hacer cola para entrar.
Hay varias opciones de merienda para compartir (por eso lo mejor es ir al menos de a 2) y al compartir, el menú no es tan caro. Los menúes incluyen torta, sandwichitos, saladitos, variedades panificadas.
El bar siempre está lleno de gente de más de 70, gente del barrio, familias y turistas. Es casi un sello de Buenos Aires.
Eso sí, casi todo es una bomba de calorías.

Pani
Nicaragua 6044, Palermo
Si esta casa de té puede inventar la chocotorta vauquita (golosina tradicional argentina a base de dulce de leche), o el concepto de Teanner (mezcla de Tea + Dinner) ya es uno de mis lugares favoritos. En un ambiente muy rococó, Pani Deli sirve desde unos wafles para llorar de emoción hasta omelettes jugosos y sabrosos. Sin olvidarnos de deliciosas limonadas, refrescantes licuados y una variedad de panificados en casa como para encerrarse en este lugar y no salir nunca más.
En el borde entre Palermo Hollywood y Belgrano, Pani Deli es rico, es lindo, y tiene muy buena relación calidad precio. Un lugar donde pueden probarse inventos de la casa, recetas tradicionales o algo un poco más sofisticado.

Malvón
Serrano 789, Villa Crespo
Hay que confesar que mi favorito en Malvón es el Brunch de los fines de semana, con una jarra de Cynar y una canasta de huevos con fritata de vegetales. Sin embargo, a la tarde, el olorcito del pan casero que sale de la cocina semi a la vista, es imbatible. En Malvón se pueden comer los sándwiches más crocantes, por dentro húmedos y abundantemente rellenos o optar por tapeos originales acompañados de una cerveza fresca en su patio ambientado en los años 70.
Se llena de gente chic de Palermo, y las jarras de limonada salen con tanta frecuencia como sus deliciosos panes caseros.
Serrano 789

Patricia Villalobos
Castex 3317, Palermo Chico
Si después de comer kilos de carne, tomar litros de vino y empalagarse con kilos de dulce de leche se siente un poco de culpa, en este lugar la consigna es “Light y no Light” y así se pueden probar las mejores tortas tradicionales argentinas o sus versiones bajas en calorías.
También sirven sándwiches de pan integral y queso reducido en grasas, cafés y tés con leche descremada. Delicioso y sanito sanito.
 

 

Copyright © 2012. Violeta Deyapa, web: bydstudio.com